SOMOS

No importa tanto los nombres propios, las sendas laborales y vitales de quienes han diseñado este proyecto web, sino lo que dio pie al nacimiento de ella. Así todo, habrá total información y trasparencia en los datos de aquellos que integran hoy este proyecto  y los que, con el transcurrir del tiempo, decidan integrarse a esta web. Nada hay que ocultar, sino que el objetivo no es poner el acento en quiénes somos, sino en lo que pretendemos. Mantenemos que la mejor carta de presentación, el mejor curriculum vitae que alguien pueda tener es directamente proporcional al amor que ponga en la tarea en cuestión. Cuando el amor es la brújula y el aliciente, poco importa el timonel de la nave, pues hasta las olas conspirarán para llevar a buen puerto el bajel. Todo lo demás, marketing, estrategias, etc., etc., siendo necesarios en un mundo como el nuestro, es un apéndice al quiénes somos o qué pretendemos.

Té en la mañana
Todo comienza con un buen té

   Esta web, si hay que dar un nombre propio a sus creadores, será el que formarán todos aquellos que tengan a bien navegar entre sus páginas, post y actividades. Son ellos la razón de ser y el nombre que pueda reflejar mejor el espíritu de este sitio no es tanto un sonido lingüístico, sino la emoción que pueda embargar a cada quien por un objetivo cumplido, a saber, lograr que la voz de abuelos no sea un eco vacío, lograr que sus vidas den lo mejor de sí en esta nueva etapa, que, para quienes se embarcan en este proyecto, no solo es la mejor etapa de la vida de un ser humano, sino la que más puede aportar al conjunto de la sociedad. Si hasta ahora no se ha valorado, o, mejor dicho, se ha infravalorado la tercera y cuarta edad del ser humano, ha sido, simple y llanamente, porque el sentido común se ha perdido, por líneas generales, entre quienes deben decidir qué modelos sociales son los mejores de cada época para implantar y desarrollar. Buscando el modelo económico particular que rinda mejores  beneficios económicos o ideológicos, han olvidado buscar los modelos sociales para el desarrollo del espíritu del hombre.

La voz de quien aprendió a callar
Voces entremezcladas

Esta tarea del hombre como especie, esta asignatura pendiente, es una tarea que nuestros abuelos bien pudieran ayudar a superar a sus hijos y nietos.

  Bienvenidos a este tu universo en la tierra de los abuelos.