NAVEGA

Uno de los pilares de esta web es que las abuelas y abuelos se lo pasen muy pero muy bien. Para ello se ha diseñado cada sección, cada categoría, con el objetivo de armonizar los mundos del ayer, cuando nuestros protagonistas aún eran jóvenes y vivían el cénit de su juventud y madurez, y los mundos de hoy. No se trata de añorar, sino de revivir. No se trata de ver cómo se alejan los recuerdos de la juventud, sino de revitalizarlos y adaptarlos a las nuevas épocas, a las nuevas circunstancias y que tengan peso por sí mismos. Aún hay mucho que contar, enseñar y disfrutar. No se trata de crear un mundo de ilusiones, sino de preñar de ilusión esta nueva época de la vida de un ser humano llamado aún a dar lo mejor de sí, si lo dejamos. Como dice el bolero, si nos dejan.

Siempre se puede
Adaptación a los tiempos modernos

   No se trata de hacer una web estática, solo para ser contemplada en la soledad de una habitación o de un parque, sino pretendemos desde abuelosweb.com crear una dinámica que haga de esa entrada a las nuevas edades una verdadera ilusión y un espacio real a compartir. Se organizarán eventos, físicos y online, que tendrán como intención no solo que nuestros protagonistas lo pasen bien, se conozcan entre sí y compartan recuerdos y esperanzas, sino que propongan nuevos retos a la sociedad de hoy, empezando con su propio núcleo familiar. No se trata de desafíos, sino de llamados a la acción desde la experiencia de quienes ya han vivido tantas cosas y, en muchos casos, saben que pueden aportar aun mucho valor a su entorno, tanto familiar como social.

Nada puede parecer imposible
Tú puedes viajar al infinito y más allá

Los retos son enormes, pero no trataremos jamás de imponer un camino, sino de ir haciendo camino de la mano de nuestros mejores guías, nuestras abuelas y abuelos. No se trata solo de una web para cumplimentar un segmento del mercado, pues entendemos que la razón de ser de este proyecto es lograr que la voz de los mayores no solo sea escuchada, en el mejor de los casos, por un tradicional respeto, sino porque estamos seguros que aún muchas de ellas pueden servir de guías para rescatar lo atemporal del ser humano. Sí, parece que vivimos en un mundo donde solo lo efímero, lo pasajero, lo perecedero, lo descartable, tiene su espacio en el pódium del éxito y olvidamos, nos incitan a olvidar, los mejores momentos de la vida de un ser humano, aquellos que compartimos con los seres que amamos. En una sociedad donde el consumo tiene un precio, muchas veces no solo inflado, sino desorbitado, el verdadero sentido de la vida es gratuito para aquellos que saben apreciar dónde, cuándo y con quién pasar momentos que dan valor, verdadero valor, a la existencia de un ser humano.

Paz es salud. La salud es paz.
Busca la paz y encontrarás la salud.

Buen viaje y los mejores deseos que tu vejez sea realmente un remanso de paz, amor y diversión